top of page
Buscar

La primera cita


Hoy en día, en pleno 2023 la idea de ir al psicólogo todavía es algo que a muchos por no decir la mayoría nos cuesta y es difícil de aceptar que necesitamos de esa ayuda profesional.

Digo nos cuesta porque yo fui una a la que pedir esa primera cita le costó mucho, meses incluso, aun cuando una parte grande de mi sabía que lo necesitaba, ese primer paso cuesta más de lo que muchos se imaginan.


Por eso soy una fiel creyente de que ir al psicólogo es una iniciativa de amor propio y de valentía, porque querer ser una mejor versión de uno mismo es una decisión que involucra mucho más que solo ir a una cita médica. Requiere de compromiso, paciencia y voluntad, ya que evidentemente hay que querer para poder lograr esos cambios.


A lo largo de mi carrera varias personas cercanas, amigos y familiares me han preguntado: ¿yo debería ir al psicólogo? y mi respuesta siempre es la misma, pues considero que todos deberíamos ir al psicólogo, a si sea una vez, y ver si en ese momento de nuestras vidas es lo que necesitamos o por lo menos para decir “yo a eso ya fui y no me gusto”. Pero también soy consciente que ir al psicólogo da miedo, angustia y se vienen miles de pensamientos a nuestra cabeza que nos hacen temer aún más este encuentro.


Pues tristemente vivimos en una sociedad donde si dices que vas al psicólogo, aún surge el mismo comentario de hace años; “eso es para locos”, y ciertas miradas y gestos de la gente; por eso muchos lo mantienen en secreto o simplemente no van; lo cual como persona y no como profesional, me duele inmensamente, pues me pregunto cuántos de ustedes quisieran iniciar un proceso terapéutico y no lo hacen por miedo.


Es por esto que les quiero contar como es normalmente una primera cita donde un psicólogo, y espero que les ayude a minimizar las angustias y aumentar el valor para iniciar ese proceso.


Aclaró que esta primera cita puede variar depende del profesional, si es particular o por IPS y de muchos otros factores; pero aquí les contaré mas o menos como seria este primer encuentro en mi consultorio.


Supongamos que ya me escribieron y agendamos una cita presencial; los esperaré a la hora y el día pactado. llegaras a mi consultorio, te sentaras en el lugar que prefieras, te ofreceré agua o café; luego me presentaré, te contaré quién soy y como es mi forma de trabajo; y es así como daríamos inicio a nuestra primera hora juntos.


La primera cita suele ser un poco más protocolaria, ya que por cuestiones legales tenemos que llenar una documentación, el primer documento se llama “consentimiento informado” este lo lees y si estás de acuerdo lo firmas y es ahí cuando podemos iniciar la consulta. Luego sigue tu informacion general y de contacto, son preguntas puntuales que registrare en tu “historia clínica”; esta recolección de información suele llevar unos minutos, al terminar esto es hora de empezar con tu motivo de consulta es en este momento donde me cuentas porque estas aquí y que quieres lograr, si leyeron el blog anterior saben que no tiene que ser algo muy elaborado, pues en mi caso fue un “no sé porqué estoy aquí, pero se que debo estarlo”; así que espero ese no sea un motivo de angustia, pues literalmente pueden decir lo que sientan en ese momento.


Por lo general esto nos ocupa la primera hora de nuestro proceso juntos, así que haremos un plan de trabajo y agendaremos la próxima cita según lo que tu proceso necesite. Recuerda que mi trabajo es velar por tu bienestar emocional y todo lo que gire en torno a tu salud mental; es decir, mi único propósito es ayudarte a ser una mejor versión de ti.


Si tienes alguna pregunta frente a este primer momento no dudes en preguntarme, sea aquí por el chat o por cualquiera de mis canales de comunicación y claro, por si te animas escríbeme y agendemos la cita.



59 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page